miércoles, 24 de mayo de 2017

La italiana Enel confirma que cerrará la central térmica de Andorra el 30 de junio de 2020


Triste noticia para la localidad andorrana que me vio nacer. La despoblación de Teruel se acentuará más si cabe. No hay futuro para la llamada "Laponia" española...No me magino a mi pueblo sin mineros, sin carbón, sin humos...

Enel, principal accionista de Endesa, confirmó el jueves el cierre de la térmica de Andorra el 30 de junio de 2020 durante la junta general de accionistas celebrada en Roma, según afirmó el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA), que participó en dicha reunión, informó Europa Press. Fuentes de Endesa no negaron tal decisión e indicaron que "sin un marco regulativo adecuado para el carbón nacional, la vida de esta central tenía un límite, estaba abocada al cierre".

La medida, que afecta también a la central que Endesa tiene en Compostilla (León), supone ratificar los peores pronósticos para la cuenca minera turolense. La térmica andorrana lleva produciendo electricidad mediante la quema de carbón de la zona más de 40 años. Aunque el sector minero-eléctrico en la provincia de Teruel ha ido a menos en los últimos años, en la central trabajan todavía 400 personas y alrededor de 200 mineros extraen lignito en minas de Ariño, Estercuel y Foz Calanda con destino a la térmica. A estos empleos directos hay que sumar, al menos, otros tantos indirectos en los sectores del transporte y el mantenimiento de maquinaria.

miércoles, 10 de mayo de 2017

«Le Monde» dedica a la «Laponia española» un reportaje a toda página




La Estrella (Teruel)
El rotativo francés define la región entre Aragón, las dos Castillas y la Comunidad Valenciana como «un desierto demográfico que registra la mayor tasa de envejecimiento de la UE»

El abandono de la Serranía Celtibérica, esa tierra olvidada y semidesértica entre Aragón, las dos Castillas y la Comunidad Valencia que se conoce ya como la «Laponia española», ha llamado la atención fuera de las fronteras españolas. «Le Monde», uno de los periódicos de mayor difusión e influencia de Francia, publicaba este martes un reportaje a toda páginadedicado a esta extensa región de 65.000 kilómetros cuadrados que cuenta con «una de las densidades de población más escasas de toda la UE» y se presenta como «un desierto demográfico que registra la mayor tasa de envejecimiento de la UE».

El reportaje está firmado en Corbalán (Teruel), que la periodista desplazada describe como «una minúscula aldea de 110 habitantes en el último confín de Aragón». Su alcalde, Rogelio Dolz, reconoce que, cuando sale a la calle, no ve «nunca a nadie».

En La Estrella quedan 2 habitantes.

Hay lugares que «permanecen en los mapas, pero salen de la memoria», evoca el texto. «A fuerza de estar olvidados –continúa-, es como si nunca hubieran existido». La escuela local cerró en 1986, apunta. Eso sí, destaca la belleza de un paisaje «que corta la respiración», con «colinas y mesetas salpicadas de robles donde uno da vueltas durante horas sin cruzarse con un coche». La aridez del suelo, el clima ingrato, el éxodo rural y la lejanía de los grandes ejes de comunicación son los factores que «han condenado a la región sin futuro», explica Le Monde.

El título del reportaje «La “Laponia española” quiere salir del abandono» está basado en el término acuñado recogido en un libro de Paco Cerdá, titulado precisamente «Los últimos. Voces de la Laponia española», y empleado por Francisco Burillo, catedrático de Prehistoria del campus en Teruel de la Universidad de Zaragoza, citado por «Le Monde». La comparación con la región escandinava se debe a las características similares de despoblamiento y desolación.

Se hace referencia también a las promesas del Gobierno para mejorar las comunicaciones ferroviarias, aunque Burillo se queja de aún se sigue esperando.

Casi 20 años reclamando atención

La decadencia de estos parajes capturó la atención de toda España cuando, a punto de acabar el siglo pasado, se creó la plataforma «Teruel existe», a la que siguió un movimiento similar para rescatar también del olvido a la vecina provincia de Soria, con problemas de despoblamiento y aislamiento similares, bautizado como «Soria Ya».

La página de «Le Monde» se completa con una información dedicada al «renacimiento» de Sarrión, también en la provincia de Teruel, a la que se refiere como la «capital ibérica de la trufa negra».


Fuente: ABC de Madrid
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...