miércoles, 30 de marzo de 2016

El Arzobispo de Barcelona pide a Cataluña que atienda la reclamación de Aragón sobre los Bienes de la Franja





El arzobispo de Barcelona esperando el Metro
 en la estación de Liceu

De nuevo vuelvo a abordar este asunto, todavía sin haberse resuelto,  tras la entrada que publiqué aquí hace más de un año.

«Si Aragón reclama, la Generalitat debería atenderle». Es la respuesta que ha dado monseñor Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, al preguntarle por los conflictos de los bienes de la Franja y de las pinturas de Sijena  en el espacio La Rebotica, de la Cadena Ser.

(Cadena Ser/InfoCatólica) El arzobispo no ha podido ser más tajante: «Lo puedo decir más alto, más veces, pero no más claro». El conflicto de los bienes de las parroquias de la Franja, retenidos en el museo de Lérida, «está zanjado a favor de Aragón y hay sentencias vaticanas que lo dicen y deben cumplirse».

Mons. Omella reconoce que no ha tenido todavía contactos con el obispo de Lérida, pero afirma que «haré lo posible por solucionar este tema».

En cuanto a su receta para todos los conflictos, incluidos los políticos, pasa por «dialogar, hablar y escuchar al otro». «En los tiempos difíciles -dice Omella- el ser humano saca lo mejor de sí mismo».

Esta receta sugiere aplicarla también en la sociedad catalana y del resto de España, para encontrar salida al desafio independentista. «Hay que hablar», dice monseñor Omella, y ser cauce de diálogo y de misericordia con el otro. «Ese es mi cometido» afirma el prelado..

Al ser preguntado por su trabajo en la congregación de Obispos de Roma: «¿Le dejan trabajar al Papa Francisco para modernizar la Iglesia?», Mons. Omella, divertido con la pregunta, ha contestado: «hacemos lo que podemos, igual que los periodistas».

viernes, 18 de marzo de 2016

JOTA CANTADA EN FABLA ARAGONESA: S´FEITO DE NUEY. POEMA DE CHESO



JOTA CANTADA EN FABLA
S'A FEITO DE NUEY. POEMA CHESO

S'ha feito de nuey.
(Se ha hecho de noche)

Tu m'aguardas ya.
(Tú me esperas ya)

Lo peito me brinca'n
(El pecho me salta)

tornarte a besar.
(al volverte a besar)

Lo nuestro querer
(Nuestro querer)

no se crebará
(no se romperá)

anque charren muito
(Por mucho que hablen)

y te fagan plorar.
(y te hagan llorar)

Yo no'n quiero vier
(yo no quiero ver) 

güellos de cristal
(ojos de cristal)

mulláus por glarimas
(mojados por lágrimas)

que culpa no han.
(sin culpa)

Escuita, muller,
(escucha mujer)

dixa de plorar.
(deja de llorar)

Yo siempre he estau tuyo,
(Yo siempre he sido tuyo)

tu mía has d'estar.
(tú mía has de ser)

Dicen qu'un querer
(Dicen que un querer)

ye de dos, no más,
(es solo de dos)

y que ye más fácil
(y es más fácil)

ferlo caminar,
(hacerlo caminar)

cuando l'uno caye,
(cuando el uno cae,)

l'otro a devantar.
(el otro ha de levantar)

Cuando l'uno caye,
(Cuando el uno cae)

l'otro a devantar;
(el otro ha de levantar)

s'ha feito de nuey,
(Se ha hecho de noche)

tu m'aguardas ya,
(tú me esperas ya)

lo peito me brinca,
(el pecho me salta)

te quiero besar!
(te quiero besar)

lunes, 14 de marzo de 2016

¿La central de Aliaga ve la luz?


Me limito a reproducir una noticia que en mi opinión, y ojalá me equivoque, peca un tanto de ingenua y  fantasiosa...
El pueblo de Aliaga se propone rehabilitar como museo del carbón y centro cultural su antigua térmica, que está cerrada desde 1982

La mole de la central térmica de Aliaga surge de repente en el paisaje montañoso de las Cuencas Mineras. Lleva cerrada más de 30 años, pero su imponente estructura parece intacta vista desde lejos. Solo al acercarse empiezan a apreciarse los efectos de su largo abandono: el tejado medio desmantelado, las chimeneas maltrechas, los vidrios rotos y el hollín que cubre la maleza y los caminos.
Sergio Uche, alcalde de Aliaga, ha visto la lenta degradación de la central, que desde 1950 hasta 1982 produjo energía eléctrica a partir del carbón de las minas existentes en la zona y que se agotaron hace años. "No queremos que el edificio que tanta riqueza trajo a nuestro pueblo termine hundiéndose", subraya el regidor. "Nos hemos propuesto rescatarlo y convertirlo en un museo sobre el ciclo del carbón y en un centro de actividades culturales", explica.
Se trata de un proyecto de tanta envergadura como la propia central, una nave de 37 metros de alto por 67 de largo que se levanta al pie de un embalse creado para cubrir las necesidades de la planta.
Reabrir la antigua instalación eléctrica ha movilizado, de momento, al ayuntamiento y a la Fundación Iberoamericanas de las Industrias Culturales y Creativas (FIBICC), pero Uche quiere implicar a todas las instituciones, desde el Gobierno central hasta el de Aragón, pasando por la comarca de las Cuencas Mineras y la Unión Europea.
Por fases
"Nuestra fundación prestará asesoramiento técnico y se encargará de la formación", señala Santiago Arroyo, responsable de la FIBICC, que de momento va a abrir una oficina en Aliaga "para empezar a trabajar". Arroyo confía en implicar programas como Erasmus+ y en desarrollar campos de trabajo para acometer la rehabilitación. En su opinión, la nueva modalidad de "turismo creativo" garantizará en el futuro el interés por la térmica en España y el resto de Europa.
Uche es consciente de la magnitud del plan. "La transformación no puede ser de la noche a la mañana, habrá que actuar por fases", advierte. La primera de ellas es conseguir que el enclave sea declarado bien de interés local.
A partir de ahí, se abordará la adquisición de la central y del solar que la rodea, que tras haber pertenecido a Eléctricas Reunidas de Zaragoza (ERZ) y Endesa es en la actualidad de cinco propietarios diferentes. "Estamos en negociaciones con ellos y nos movemos en cifras en torno a los 300.000 metros por un solar de 60.000 metros cuadrados, además de las construcciones", precisa el alcalde.
María Giménez Prades, coordinadora del proyecto, ve la central como "un elemento más del paisaje" de Aliaga, que alberga el mayor parque geológico de Europa, lo que le ha granjeado un gran prestigio internacional en la comunidad científica.
Trabajo local
"La recuperación de la térmica va más allá del hecho en sí", apunta. "De lo que se trata es de dinamizar esta zona convirtiéndola en un punto de referencia de la arqueología industrial", subraya Giménez Prades.
La siguiente fase, que habría que acometer tras descontaminar los terrenos, sería la reconstrucción en sí. Pero para poder abordarla harán falta todas las subvenciones que se puedan conseguir, empezando por el 1% Cultural y los fondos Leader. "La idea es hacerlo con gente de aquí", recalca el regidor, porque sabe que la obra puede ser una importante fuente de empleo. "Es de justicia que Aliaga, que tanto contribuyó al desarrollo de España durante las décadas del despegue, reciba ahora algo por el precio que pagó", razona.
Aliaga alberga en la actualidad dos empresas del sector de la energía, una central térmica que funciona con gas natural y un parque eólico. Pero aun así su población disminuye o a duras penas se mantiene. "Ahora mismo somos 386 habitantes, pero en los años buenos de la central había más de 2.000", precisa el alcalde.
El cierre de la térmica al comienzo de los 80 fue un "mazazo" para la localidad. Sus 85 trabajadores se trasladaron con sus familias a Zaragoza, recolocados por la compañía eléctrica, y Aliaga se quedó como abandonada a su suerte, con pocas perspectivas de futuro.
Fue un golpe muy duro para un pueblo que había albergado la principal central eléctrica de España basada en el carbón, con una potencia instalada de 128 megavatios. El propio Uche trabajó en el desmontaje de la instalación, un proceso que duró tres años. Por eso se ha propuesto que vea de nuevo la luz.


jueves, 3 de marzo de 2016

Somos made in Teruel



Azero es un grupo español de música rock, sus temas se caracterizan por la crítica al sistema capitalista, al fascismo, al racismo, al machismo y en defensa de los animales y de la naturaleza en general. El nacimiento del grupo se remonta a 1996, cuando tres jóvenes (Kapi, Kikatxo y Miguel) se juntaron para formar una banda en la localidad turolense de La Codoñera (Aragón).



Lágrimas caídas, siglos de exclusión, dádivas perdidas en el fondo de un cajón. 
Tierra abandonada para el buitre carroñero, promesas olvidadas en el vertedero. 
Somos made in Teruel, made in Teruel, estamos que no estamos para mal o para bien. 
Jóvenes parados tienen que partir. 
Viejos resignados sólo les queda vivir viendo como mueren sus raíces y sus tierras, sus casas ya no pueden resistir más guerras.
Somos made in Teruel made in Teruel, estamos que no estamos para mal o para bien. 
Ayer en Codoñera, hoy en Alcañiz, mañana en la cuenca minera Matarraña o Albarracín. 
Aquí es donde he vivido y donde yo quiero morir, el pescado está vendido y vuelvo a repetir. 
Somos made in Teruel made in Teruel, estamos que no estamos para mal o para bien.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...