miércoles, 23 de abril de 2014

SAN JORGE/SANT JORDI, Patrón de Aragón y Cataluña (Corona de Aragón)




ARAGÓN, MI TIERRA NATAL, Y
 CATALUÑA, MI TIERRA DE ACOGIDA:
 A AMBAS MI AFECTO Y CONSIDERACIÓN 

Aragón y Cataluña celebran cada 23 de abril su día de la Comunidad, por la festividad de San Jorge -Sant Jordi. Pero, ¿a dónde se remontan sus raíces históricas en estas regiones, siendo  un santo de origen oriental?

La devoción hacia San Jorge se extendió por Europa hace más de mil años. Se dice que nació en la región de Capadocia -en tierras de la actual Turquía- en el siglo III. Hijo de un militar al servicio del Imperio Romano, él siguió los pasos de su padre y, según relata la tradición, fue martirizado por proteger a los cristianos, que estaban siendo perseguidos. Su martirio se produjo en Diospolis (Palestina) y fue canonizado por el Papa Gelasio I en el año 494.

A partir de ahí empieza la devoción por este santo, que se va extendiendo con rapidez por Europa y en torno al cual surgen las leyendas de su poder salvador de poblaciones atemorizados por dragones a los que él dio muerte.
En ambas vertientes del Pirineo fue proliferando la devoción hasta este santo a finales de la Alta Edad Media, pero no fue hasta los primeros años del siglo XI cuando San Jorge comienza a tener la condición de un patronazgo real, de la mano de los monarcas aragoneses. En el año 1096, el rey aragonés Pedro I se impuso a los musulmanes en la cruenta batalla de Alcoraz (Huesca). Cuenta la leyenda que cuando la contienda apuraba a las tropas cristianas, se apareció San Jorge y ayudó decisivamente a las milicias de Pedro I.

Desde entonces, los reyes de Aragón lo asumieron como santo de referencia, siguiendo la tradición que se iba extendiendo en aquella época en otros lugares de la mano de los cruzados.
Pero no fue hasta el siglo XV cuando se instauró oficialmente el día de San Jorge, el 23 de abril, como patrón oficial de los territorios de la Corona de Aragón, que incluía a Cataluña.

Bajo el dominio de los monarcas aragoneses, los territorios disponían de cortes que facilitaban un cierto grado de participación entre la sociedad feudal y el rey. Aragón y Cataluña tenían las suyas, pero nada que ver con el sentido democrático que tienen los parlamentos modernos.
De hecho, por ejemplo, las Cortes catalanas solo podían ser convocadas por el rey y debían ser presididas por él personalmente o por su lugarteniente. Y la Corona de Aragón, con todos sus territorios, tenía como clave de bóveda de poder la figura del monarca, en el que se unían los títulos de máximo gobernante en los distintos territorios.
Bajo el reinado de Jaime I -rey de Aragón, de Valencia y de Mallorca, conde de Barcelona, conde de Urgel y señor de Montpellier-, las Cortes catalanas acordaron en el año 1456 que San Jorge (Sant Jordi) fuera el patrón en esa parte de la Corona de Aragón. Y, en el territorio propiamente dicho del Reino de Aragón, se adoptó idéntico acuerdo en las Cortes celebradas en Calatayud (Zaragoza) en el año 1461.
A finales de los años 70 del siglo XX, con la llegada de la democracia y el proceso de conformación del Estado de las Autonomías, Aragón y Cataluña revalidaron oficialmente el patronazgo de San Jorge en ambas comunidades autónomas.

Fuente: ABC.es

2 comentarios:

  1. muy interesante Luis, desconocía en que momento fue nombrado patrón de Aragon¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Hola, Merche:

    Yo también me he enterado hace relativamente poco.
    Gracias por tu visita por esta desértica bitácora.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...