miércoles, 26 de abril de 2017

LA GENERALITAT DE CATALUNYA AFIRMA QUE "LOS SOBERANOS CATALANES OBTUVIERON ARAGÓN POR VÍA MATRIMONIAL"



La web oficial de la Generalitat de Catalunya (www.gencat.cat), en su apartado de Historia, relata cómo “en 1137, el rey Ramiro II de Aragón cedió la soberanía del reino y la mano de su hija Petronila al conde de Barcelona, Ramon Berenguer IV”. La misma web señala que “La Cataluña Vieja vivió, durante los siglos XII y XIII, una etapa de expansión política y territorial. En el norte, los soberanos catalanes ganaron la Provenza. En el oeste, por vía matrimonial, obtuvieron el reino de Aragón. Y en el sur, conquistaron a los musulmanes el resto del actual Principado, hasta llegar al Ebro, es decir, la Cataluña Nueva. Años más tarde, tomaron a los sarracenos Mallorca y Valencia”. Incluso descubrimos que existió un monarca llamado “Jaime I de Cataluña y Aragón”. Además, descubrimos cómo “Ribagorza era un condado autónomo que formaba parte de la Cataluña la Vieja”.

Pero el peculiar relato histórico que realiza la Generalitat de Catalunya no se detiene ahí, pues en la misma web y en su apartado de Lengua explica cómo “la lengua catalana, a lo largo de la historia, ha sido utilizada fuera de los Países Catalanes. De hecho, ha gozado de cierta difusión y fue la lengua usual a lo largo del Mediterráneo durante la Edad Media y hasta el Renacimiento”. No solo eso, sino que “en los territorios itálicos, sobre todo en las ciudades, que pertenecieron a la Confederación Catalanoaragonesa, los comerciantes y la gente de cultura conocían y utilizaban el catalán. La catalanización fue especialmente intensa en la isla de Cerdeña (…) La catalanización abarcó toda la isla, como testimonian la documentación antigua, la toponimia, la antroponimia y la influencia en la lengua sarda”.

Además, en el siglo XIV, se produjo “la expansión de la casa de Barcelona por el Mediterráneo” y “la Iglesia no tan solo no reconoció los derechos de Pedro II sobre Sicilia, sino que declaró que el rey catalán era un rebelde y exoneró a sus súbditos de la desobediencia debida”. Y qué decir de “los nobles aragoneses, resentidos por no haberles hechos partícipes de la expedición siciliana”.

Curioso es también conocer que “en el siglo XV, cuando Atenas y Morea eran posesiones catalanas, el prestigio de la lengua hizo que se extendiera también por el mar Egeo”. Y que “a finales del siglo XV, un número considerable de impresores alemanes y franceses aprendió la lengua catalana para establecerse en ciudades de los Países Catalanes, donde introdujeron la imprenta”. Incluso trata de convencer al lector de que “son conocidas las sospechas razonables sobre la catalanidad de Cristóbal Colón, que contó con un notable entorno catalán en las expediciones americanas”.

En cuanto a sus personajes de ciencia ilustres, cabe destacar a Santiago Ramón y Cajal, del que en una extensa biografía solo aparece el dato de que nació en Petilla de Aragón como único elemento no vinculado con Cataluña.

La lengua delimita el dominio de la cocina catalana

Finalmente, es sorprendente descubrir que “la lengua delimita el dominio de la cocina catalana” y que “es un hecho asumido que hay una cocina catalana nacional que comprende los Países Catalanes”. Y es que “la lengua (catalana) es lo que delimita básicamente el espacio geográfico, histórico y cultural de esta cocina. La catalana ha hablado y habla catalán. Y esta, sin duda, es la primera singularidad”. De hecho, “detrás de la cocina catalana actual está la historia de un país, un territorio, una voluntad de existir”. Entre los alimentos de esta “cocina catalana nacional” encontramos “la pasta, pastelería casera, harina, cocas, judías, garbanzos, lentejas, arroz, patatas, espinacas, coliflores, zanahorias, alcachofas, tomates, cebollas, ajos, pollo, patos, ocas, cabrito, conejos, aceites de oliva y técnicas como la cocción a la brasa, guisados, estofados o fritos”. Es decir, vemos cómo “la cocina catalana nacional que comprende los Países Catalanes” es totalmente genuina y diferente de las demás.

Desde la Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán queremos manifestar que, fuera de las sonrisas y de la vergüenza ajena que podamos sentir ante tales barbaridades históricas, los partidos políticos aragoneses y el Gobierno de Aragón se lo deben tomar muy en serio pues es a diario que desde el nacionalismo catalán y desde el Gobierno de la Generalitat de Catalunya se apropien de la historia de Aragón, la manipulen y siempre en contra de los intereses de la verdad y de nuestra tierra. La machacona idea de que gran parte de Aragón forma parte de los Países Catalanes debe ser combatida intelectualmente pero también políticamente, pues la dejadez solo lleva a que una mentira pueda llegar a ser creída por muchas personas y no solo en Cataluña, sino ya también en el propio Aragón.

ENLACES A LOS CONTENIDOS DE LA WEB DE LA GENERALITAT DE CATALUNYA DENUNCIADOS:





Fuente: José Luis Vergara

7 comentarios:

  1. Es vergonzoso el nivel de desfachatez y de ignorancia revestida de pseudointelectualidad que desprende la web de la Generalitat, en la línea de todos su organismos afines, o sea, los que viven de las subvenciones del Govern. Algún día, quiero creer, la Historia hará justicia.

    Julia Argemí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Historia rigurosa, no tengo la menor duda, acaba aflorando. Las mentiras se caen solas...

      Eliminar
  2. Cada uno arrima la sardina a su ascua, los desenlaces a lo largo de la Historia son malentendidos y cuando se quiere llegar a conciliar las partes se puede.-Existe mucho vendido , esta memoria histórica que se sacan de la manga y cada uno tira para su interés se esta rasgando la convivencia.Antes Toda la península estaba dividida en reinos y todos los casos eran por intereses creados.-Te voy a confesar un secreto de la familia materna yo tengo una gotita de sangre turulensa , tres de catalana y una de vasca: tu crees que a estas alturas de mi vida, que aun estoy criando mis hijas tengo ganas de estar reclamando territorios que ni los que los reclaman lo tienen todo bien asentado.En las guerras se pierde o se gana, esa es la cuestión y no nos queda otra que adaptarnos o manifestarnos esta claro que en las guerras siempre se pierde por desgracia y, mientras haya tanto vendido crudo lo tenemos.



    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu mezcla de sangres es muy representativa de la identidad de las gentes de este país. Una riqueza indiscutible

      Un abrazo

      Eliminar
  3. "Por mi vida han galopado todos los corceles amarillentos del Apocalipsis, la revolución y el hambre, la inflación y el terror, las epidemias y la emigración; he visto nacer y expandirse ante mis propios ojos las grandes ideologías de masas: el fascismo en Italia, el nacionalsocialismo en Alemania, el bolchevismo en Rusia y, sobre todo, la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea". (Prefacio de "El mundo de ayer").

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Pero no me quejo: es precisamente el apátrida el que se convierte en un hombre libre, libre en un sentido nuevo; sólo aquel que a nada está ligado, a nada debe reverencia. Por eso mismo, espero poder cumplir la condición sine qua non de toda descripción fehaciente de una época: la sinceridad y la imparcialidad" (El mundo de ayer)

      Eliminar
    2. Me encanta Stefan Zweig. Tengo casi todos sus libros. La película que acaban de estrenar sobre su vida me ha decepcionado.
      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...